Talleres Apoderados

¡Fortalece la educación de tus hijos!

Educar a los hijos en un mundo cambiante y exigente es un desafío importante para la familia y para los padres y apoderados. El mundo y la cultura actual le ofrecen a los niños y jóvenes múltiples oportunidades y formas para “ser” personas y diversas maneras de vivir sus vidas. De esta manera, se ven ante la necesidad permanente de decidir y tomar opciones.

En este contexto, los padres y las familias se ven exigidas de distintas maneras para poder influir y acompañar en ese proceso de vivir y decidir como vivir que van experimentando sus hijos. Repetir las estrategias y modelos que usaron las generaciones anteriores no siempre es una respuesta efectiva a las necesidades de los niños y jóvenes de hoy.
El programa de formación para padres y apoderados ofrece una secuencia de charlas y talleres en los que se revisan temas directamente relacionados con los procesos y etapas fundamentales que viven los niños y jóvenes en la actualidad, entregando conocimientos e ideas precisas y promoviendo la reflexión y acción formativa de parte de los padres, apoderados y familias.

El programa se basa en una visión integral y orgánica del ser humano. Es integral porque reconoce que los seres humanos somos multidimensionales y que cada una de esas dimensiones puede desarrollarse y requiere de atención y acción formativa. Es orgánica porque reconoce que los seres humanos tenemos un ritmo de crecimiento y desarrollo, que ese desarrollo pasa por etapas vitales que tienen características y necesidades particulares y porque tenemos una interioridad que actúa como un centro personal que da coherencia y sentido a la experiencia cotidiana, relacionando y uniendo las distintas dimensiones de la persona.

Objetivos:
El objetivo de los talleres familiares es fortalecer la vida familiar y el rol de los padres y apoderados en el desarrollo personal, el aprendizaje escolar y el desarrollo social de los niños y jóvenes.

Para esto, los talleres buscan entregar experiencias, conocimientos y habilidades para que los padres y apoderados puedan construir y fortalecer un ambiente familiar armónico basado en el respeto, el cariño y la confianza, que potencie el desarrollo de sus hijos en las dimensiones espiritual, afectiva, social, ético/moral, cognitiva, artística, física y ecológica, según ha sido descrito en el perfil del estudiante y la familia mattemesina.

PARA MÁS INFORMACIÓN, HAZ CLIC AQUÍ